Cuentos más leídos los últimos 7 días

Caperucita Roja

Caperucita Roja y el Lobo

Caperucita roja debe atravesar el bosque para visitar a su abuelita, que está enferma. La madre de Caperucita le dice que en el camino no se pare con nadie.

117 lecturas

El gigante egoísta

El gigante egoísta

Los niños del pueblo juegan en un bonito jardín, hasta que su dueño, un gigante egoísta, los hecha. Entonces llega un invierno permanente al jardín.

85 lecturas

Abuelita

Abuelita

La rosa seca entre las páginas de un viejo libro revive los recuerdos de la abuelita y hace que se sienta feliz de sus experiencias vividas.

75 lecturas

El gato con botas

El gato con botas

El tercer hijo del molinero sólo heredó un gato, y no quedó muy contento. Pero resultó que el gato era más listo de lo que parecía.

72 lecturas

Merlín el Mago. Cuento para todos

Merlin el Mago

Merlín es conocido por servir al rey Arturo, pero sus aventuras van más allá. Este relato va desde que nació hasta que encontró el amor de su vida.

71 lecturas

La gallina de los huevos de oro

La gallina de los huevos de oro

Un labrador muy pobre recibe el regalo de un enanito: una gallina que ponía un huevo de oro cada día, pero el granjero quiere más que un huevo diario.

61 lecturas

Pulgarcito

Pulgarcito

Pulgarcito es el más pequeño de siete hermanos, además de ser el más inteligente. Sus padres deciden abandonarlos en el bosque porque no tienen para comer.

57 lecturas

El cuervo y el zorro

El cuervo y el zorro

Un cuervo hambriento roba de una ventana un trozo de queso. El zorro contempló la hazaña del cuervo y ahora quiere conseguir ese sabroso trofeo.

54 lecturas

La Bella Durmiente

La Bella Durmiente

Todas las hadas del país asistieron al bautizo de la princesa, y cada una le concedió un don. Pero una de las hadas no recibió la invitación.

53 lecturas

Tito Mosquito

Tito Mosquito

Tito Mosquito es un poco diferente a todos sus compañeros, tiene un problema, no ve bien, es tan cegato como un topo. Necesita un par de gafas.

52 lecturas

La apuesta del conejo

La apuesta del conejo

El conejo y el zorro apostaron para ver quien era más fuerte; el oso o el lobo. Claro que ninguno de ellos estaba dispuesto a colaborar ...

49 lecturas

El niño más bueno del mundo y su gato Estropajo

Cuento El niño más bueno del mundo y su gato Estropajo

Hola, me llamo Ignacio y he decidido ser el niño más bondadoso de todos. Que me entreguen un premio mundial por ser tan bueno.

49 lecturas

Aún más cuentos para leer

Cuentos recomendados

Los cuentos más leídos

Para encontrar los cuentos más leídos hay que remontarse a los tiempos en que este tipo de obras se empezaron a imprimir. Antes los cuentos eran de tradición oral y tras la llegada de la imprenta, los libros comenzaron a ser populares, auqnue los cuentos no eran precisamente los libros más demandados. Y no fue hasta principios del siglo XIX cuando los hermanos Grimm empezaron a divulgar su obra impresa.

Ha día de hoy sus cuentos han sido traducidos a más de cien idiomas y adaptadas al cine en innumerables ocasiones. Estamos hablando de títulos como La Cenicienta, La Bella Durmiente, Caperucita Roja o El Gato con botas. Desde entonces y hasta nuestros días, estas obras esenciales de cuentos infantiles, han ido pasando de generación en generación. Y todavía siguen siendo los cuentos más leídos tanto en papel como en formato digital.

Con el tiempo comenzaron a aparecer autores, en todos los países del mundo, que escribían cuentos de distintas temáticas y para diferentes públicos, no solo para niños. Muchos de estos autres realizaron recopilaciones y adaptaciones de cuentos populares, tal y como hicieron los mencionados hemanos Grimm, aunque muchos otros crearon obras originales cuyas historias han perdurado en el tiempo. Es el caso de Oscar Wilde, Jonathan Swift, Rubén Darío, Emilia Pardo Bazán o Hans Christian Andersen que, unos más conocidos que otros, han sabido aportar al mundo de los cuentos frescura y pasión en una vida dedicada a escribir y divulgar las más curiosas historias, muchas de las cuales podrían ser reales.

Y a partir de ahora, con internet de por medio, tenemos acceso a un sin fin de obras nuevas a las que merece la pena acercarse, o releer de nuevo esos clásicos que una vez nos llevaron a lugares fantásticos para vivir las aventuras más excitantes.