Cuentos infantiles cortos para dormir

Historias para pequeños dormilones y grandes soñadores. Cuentos para dormir y pasar buenas noches.

Cuentos que te recomendamos

Buenas noches Bobiblu

Buenas noches Bobiblu

Elsa Punset

¡Bobi y Blu son inseparables! Aprenden juntos, se ayudan, se enfadan y se reconcilian... pasan tanto tiempo juntos que todos los llaman BOBIBLÚ.

A través de sus aventuras y vivencias, y de un sencillo resumen al final del libro con pistas muy prácticas, padres y niños aprenderán a entrenar las rutinas diarias y las habilidades personales, fortaleciendo la inteligencia emocional de los más pequeños.

En ¡Buenas noches, Bobiblú! nuestros amiguitos se preparan para la hora mágica de irse a dormir después de un día lleno de risas y emociones. Ya están todos listos para el cuento y para decir la palabra favorita de Bobiblú... ¿Cuál será? ¡A ver si lo adivinas!
El árbol de los cuentos

El árbol de los cuentos

Roberto Piumimi

29 cuentos originales de Roberto Piumini, uno de los más famosos autores de literatura infantil de la actualidad, ideales para leer juntos padres e hijos.

Son cuentos tiernos y divertidos bellamente ilustrados. Sus curiosas historias, protagonizadas por ranas cantarinas, robots aventureros, gatos que bailan, magos torpes y un montón de personajes, llevarán a los niños al mundo de la fantasía.
25 cuentos divertidos para leer en 5 minutos

25 cuentos divertidos para leer en 5 minutos

Anna Punset y Moni Pérez

¿Quieres compartir un cuento conmigo?

Estos 25 cuentos divertidos duran 5 minutos, que es lo que tú tardas en quedarte dormido.

Érase una vez...

Cuentos mágicos, divertidos, fantásticos, emocionantes, sorprendentes y únicos.

Relatos de duendes y hadas; gnomos y gigantes; enanitos, ballenas, brujas y príncipes; magos miopes y estrellas brillantes...

¿Por cuál quieres que empecemos?

25 cuentos divertidos para leer en 5 minutos es nada más y nada menos lo que parece: un conjunto de cuentos infantiles, a cual más divertido, que se pueden leer en unos breves minutos antes de irse a dormir.

Este libro, bonito por fuera y bonito por dentro, es ideal para que los niños adquieran el hábito de leer antes de dormir, pero también para que los papás les lean un ratito. Las historias vienen acompañadas por unas ilustraciones preciosas, e  imaginativas.

El libro, con tapa dura, es perfecto para acumular horas de lectura en las manitas de los niños; la edición muy elegante, y cuidada. Es un libro hecho con mucho gusto, pero también muy atractivo para los niños.

La longitud de los textos ayuda a poner un límite al tiempo que se tardan los niños en acostar, aunque las historias son tan entretenidas que es fácil que los niños nos pidan leer más de una.

Muy recomendable para niños y papás. ¿Qué mejor momento para compartir un ratito juntos que leyendo antes de dormir? 
365 cuentos de buenas noches

365 cuentos de buenas noches

Disney

Esta maravillosa colección incluye 365 cuentos de buenas noches con todos tus personajes favoritos de Disney y Pixar.

Únete a Bella y a sus amigos para una limpieza de primavera, viaja a un paraíso de verano con Mike y Sulley, saluda al otoño con Pocahontas y da la bienvenida al invierno con Winnie the Pooh y sus amigos.

También te recomendamos

Aún más cuentos para leer

Cuentos recomendados


Cuentos narrados antes de irse a dormir

Los cuentos breves con final feliz son ideales para dormir, tanto para bebes como para niños pequeños. Cuando se trata de narraciones contadas, que normalmente son leídas por los padres, los niños entran en un estado de tranquilidad que propicia el reposo durante el sueño. Normalmente el cerebro del pequeño entiende estos estímulos como agradables y se relaja completamente.

El aprendizaje, las experiencias y los sentimientos de los pequeños cuando escuchan una historia, se complementan con ese elemento fundamental que es el cariño de las personas cercanas. Se sienten a gusto y encuentran en las palabras y expresiones una seguridad física y emocional. Muchas veces al contar cuentos, incluso los más cortos, niños y niñas a menudo se quedan dormidos antes de que acabe el cuento. Mientras crean su propio mundo de fantasía, escuchando el relato y añadiendo elementos inventados, consiguen crear sus propias historias mientras se dejan llevar hacia el mundo de los sueños gracias al entorno especial creado durante la lectura.

Una característica típica, de los cuentos infantiles usados para dormir, es la participación activa del niño en el relato de la historia. Por ejemplo, las palabras o frases inacabadas durante el relato invita a los peques a acabar la narración, involucrando al niño en la historia todavía más. Naturalmente, la participación en el cuento debe ajustarse en función de las capacidades de cada niño.

Un elemento importante es que el niño tenga la oportunidad de elegir, la historia o cuento, que quiere escuchar en el momento de irse a dormir. Aunque el cuento se repita varias noches seguidas, quiere decir que el niño siente un interés especial por ese relato, por sus personajes, por la magia que desprende o porque se siente identificado con la historia. Pueden ser varias las causas, pero lo imporante es que el niño se sienta a gusto mientras se pasan las páginas del cuento.