Cuentos recomendados


El placer de la lectura

La lectura es un gusto para los sentidos del lector que se sumerge por completo en el texto. Así los libros se convierten en una fuente de poder imaginario considerable. Para que esto suceda es necesaria la compresión del texto y así el lector tiene la posibilidad de amar la lectura. Pero; ¿es el libro el que tiene poder para seducir al lector o es el lector el que tiene el poder para encontrar placer en la lectura?.

La magia del libro

Por regla general, creemos que es el texto de un libro el que tiene la “magia” que nos seduce para adentrarnos en su lectura. Pero la única “magia” que existe, es la que los adultos creen que hay cuando se abre un libro. Y que simplemente con esto, los niños serán unos apasionados de la lectura. Para que los niños consigan atrapar la “magia” y la costumbre de leer habitualmente hay que llevarlos a las bibliotecas, ponerlos en contacto con personas que les guste la lectura, y que sean capaces de transmitir esa pasión, sólo así descubrirán la “magia” de la lectura.

El placer de la lectura está ahí, oculto en cada uno de nosotros. Es algo innato, es algo con lo que nacemos y crecemos, sólo hace falta descubrirlo para que esa costumbre se quede con nosotros el resto de la vida. Si a un niño le gustaba leer y por alguna razón deja de hacerlo, llegará un momento en el que volverá y buscará un nuevo libro con el que encontrar la magia olvidada.