Cuentos Infantiles para Dormir

El momento de acostarse es perfecto para contar o leer un cuento a los peques. Leyendas, aventuras o cuentos de hadas estimulan su imaginación y los conducen al mundo de los sueños. Leer cuentos infantiles para dormir es un ritual que te lleva a mundos maravillosos que merecen la pena ser conocidos.

En busca del momento para leer

Hay momentos privilegiados para descubrir libros y que los peques se aficionen a la lectura. Una tarde de lluvia que no se puede bajar al parque, o el momento antes de quedarse dormido, son ocasiones perfectas para entrar en el mundo de los cuentos. De este modo cuando se encuentra ese momento, la lectura se convierte en un ritual que esperas con ilusión para disfrutar de esa situación mágica.

Las fábulas y los cuentos infantiles cobran vida para entrar en el corazón de los peques. Los cuentos han acunado a generaciones de niños que escuchaban a sus padres relatar las más maravillosas aventuras sobre lejanos lugares, piratas, princesas, animales gentiles y seres venidos más allá de las estrellas.

Cuentos infantiles para dormir que tienen poderes mágicos

Las historias que hay en los cuentos tienen el poder de hacer cambiar nuestro alrededor. Una alfombra de hierba recubre el patio de recreo, el lugar donde crecen las flores se convierte en un jardín secreto, los edificios se confunden con altas montañas, la casita del parque se transforma en un castillo encantado.

Cuando lees con atención aparecen lugares ocultos que nunca hubieras imaginado que existían. Cuando lees encuentras en tu interior un nuevo camino que recorrer, una nueva experiencia que vivir. Es algo que nos transforma en otras personas con poder para cambiar las cosas que nos rodean. Tal es el poder de la lectura que influye en nuestra personalidad y en nuestra vida.

Los poderes mágicos existen realmente y están al alcance de todos. Hay que leer todos los días, con atención, y el cambió llegará sin que te des cuenta. Un día echando la mirada atrás te darás cuenta de la influencia que la lectura ha tenido en gran parte del carácter de tu persona.